lunes, 4 de julio de 2011

Las seis preguntas universales

El ser humano siempre ha utilzado estas preguntas para encontrar respuestas que le permitan comprender su realidad.
  • ¿Qué?
  • ¿Cómo?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?
  • ¿Quién?

Pregunte "por qué" está ocurriendo el problema y luego pregunte "por qué" cuatro veces más. Por ejemplo...

  1. Por qué se paró la máquina?
    Se quemó un fusible por una sobrecarga

  2. Por qué hubo una sobre carga?
    No había sufiente cubricación en los redamientos

  3. Por qué no había suficiente lubricación?
    La bomba no estaba bombeando lo suficiente

  4. Por qué no se estaba bombeando suficiente lubricante?
    El eje de la bomba estaba vibrando como resultado de la abrasión

  5. Por qué había abrasión?
    No había filtro, lo que permitía el paso de partículas a la bomba

La instalación de un filtro resolvió el problema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada